La Bodega Orgánica y Biodinámica Mendocina Alpamanta ganó el oro mundial en el concurso Best of Wine Tourism 2024 de las Great Wine Capitals. La ceremonia de premiación tuvo lugar en el Palacio Beau-Rivage, Lausana, Suiza, donde compitieron 75 ganadores regionales de las 11 capitales del vino.

Este prestigioso certamen destaca los logros en Enoturismo de las principales regiones del mundo, a fin de visibilizar en distintas categorías las más inspiradoras e innovadoras experiencias para los visitantes en cuanto a “Alojamiento”; “Restaurante”; “Arquitectura, parques y jardines”; “Prácticas sustentables”; “Arte y cultura”; “Experiencias innovadoras” y “Servicios relacionados al turismo del vino”.

Este año el concurso recibió 551 solicitudes de 11 capitales de todo el mundo y fueron 75 los ganadores regionales en sus respectivos destinos que se distinguieron por su extraordinario aporte al turismo del vino.

Habiéndose alzado este año con el premio oro a nivel local en dos categorías “Prácticas sustentables” y “Arquitectura, parques y jardines”, el nuevo galardón a nivel mundial consagra a Alpamanta como líder en este tipo de acciones.

“Es un orgullo inmenso recibir este oro internacional. Desde nuestro inicio hace 20 años y con la hoja de ruta que nos dieron los inversionistas de armar un proyecto con foco en el aspecto sustentable, nuestro equipo abrazó ese desafío con gran entusiasmo y profesionalismo. Este reconocimiento nos hace un referente de Enoturismo sustentable en Latinoamérica, vidriera para América y el mundo entero”, manifestó Christophe Chartier, director de Alpamanta.

La bodega certificada orgánica y biodinámica nacida en 2005 aplica esta filosofía en todos sus procesos de elaboración, producción y cuidado de las 35 hectáreas de viñedos que posee. Preservando el equilibrio natural del ecosistema en el viñedo, es un establecimiento boutique que implementa prácticas biodinámicas que permiten obtener plantas saludables, buenos rendimientos y complejidad aromática sin contaminar los suelos.

Por su parte, Clarisa Murekian, Hospitality Manager de la empresa, afirmó que las prácticas sustentables aplicadas en los procesos están armoniosamente integradas en la experiencia de turismo. “Buscamos ser líderes y referentes en sustentabilidad y preservación del medio ambiente, queremos inspirar a los visitantes y a otros emprendimientos a incorporar este tipo de prácticas donde la circularidad está siempre presente. Conscientes y respetuosos, queremos dejar el lugar mejor de como lo encontramos”, manifestó Murekian.

Alpamanta y sus Prácticas Sustentables

En idioma nativo local, Alpamanta significa “amor por la tierra” sentimiento que se percibe en cada uno de sus espacios. La empresa es propiedad de Andrej Razumovsky de Austria, André Hoffman de Suiza y Jérémie Delecourt, de Francia.

Alpamanta, ubicada en Ugarteche, Luján de Cuyo, busca poner en valor la importancia de nuevas formas de elaborar vino que sean ambientalmente conscientes para cuidar los recursos naturales y preservar el planeta para futuras generaciones. Asimismo, tiene techos verdes y un biolago, reservorio natural que permite tener agua disponible para riego, y a su vez introducir nuevas especies vegetales y animales generando mayor biodiversidad. Produce su propio compost para fertilizar y cuidar las tierras, reusando el 100% de los residuos vegetales (orujo y escobajo), el guano de los animales y restos de cobertura vegetal. Además utiliza paneles solares y posee una planta de tratamiento de efluentes para reusar el agua para riego y cuenta con un sistema de desinfección por ozono que reduce el uso de agua y de productos químicos.